Carmen Ferrando

Soy una apasiona del mar y de la luz del sol. A través de mis obras, intento capturar cada instante único y maravilloso. Quiero que el espectador sienta, al mirar mis obras se traslade al mar y sienta paz y serenidad que nos aporta el agua. Ofrezco ventanas reales al mar, desde la que pueden oler el aire salado, escuchen las olas rompiendo y sientan las frías salpicaduras del rocío del Mediterráneo mientras están de pie a la orilla del agua.

 

Siempre he vivido rodeada del mar Mediterráneo. Y me encanta viajar a lugares que estén bañados por el Egeo y el Adriático. Estos tres mares  es donde encuentro la inspiración y la paz. Formentera y Mikonos son dos islas que me inspiran de manera especial.

El hilo conductor de mis obras es la luz del sol y su efecto sobre el agua.

Los destellos creados por la luz del sol en la superficie del agua, la fuerza asombrosa detrás de una ola, las pequeñas ventanas de traslucidez que parpadean en su interior durante una fracción de segundo justo antes de estrellarse contra la orilla son realmente maravillosos.

A través de la pintura expreso mis emociones, una fuente de equilibrio y serenidad. Cada pintura es un viaje: mi idea corresponde a mi estado emocional inicial y evolucionará durante la creación. El punto final solo existe cuando me siento en armonía con la pintura.

Mi historia

Comencé a pintar a los 3 años y desde ese momento la pintura siempre ha formado parte de mi vida.

A lo largo de mi trayectoria artística he utilizado diferentes técnicas como carbón, pastel, acuarela y oleo…Así como diferentes estilos Impresionismo, realismo e hiper realismo. En la actualidad, desde hace unos años, mi trabajo se compone de pintura al óleo sobre lienzo, y se concentra en el agua en diferentes estados: océano, mar puro, olas de todas las formas y tamaños, oleaje espumoso, atardeceres, amaneceres.